Dónde miras!?

La importancia de los Ojos

Las personas que he conocido, siempre han tenido dos ojos. Nunca conocí a nadie con tres ni con uno. Siempre dos. Y la gran parte del tiempo abiertos. 

Y por qué? Pues porque si no, no nos vemos!!! ummmmmm, ¿no vemos qué?, ¿sólo los ojos nos dan la referencia de cómo es algo? pues ahí, ahí reside el error de un ser separado de su conexión universal.

“Si no lo veo, no lo creo”, “ yo no lo ví y no creo que exista”, “ lo tengo que ver claro”, “ si no es por no creerte pero me cuesta porque no lo he visto”…

¿Cuántas veces hemos oído e incluso pronunciado frases de ésta índole?

Es algo tan limitante para nuestro ser como injusto para nuestros ojos cargarlos con esa responsabilidad de tener que ser ellos los que nos lo muestren todo. Si fueran tan únicos e imprescindibles no tendríamos otros sentidos. 

Porque sentidos conocemos cinco ( gusto, oído, tacto, vista y olfato), y el más grande de ellos que es el SENTIR ni lo contemplamos.

Para practicar Sentir hay que cerrar los ojos y darles descanso.

Hay que olvidarse de estructuras, formas o colores. Se siente desde el corazón, desde la piel,o desde la energía y éstos no tienen ojos, aunque sí una impresionante conexión con tu Yo más inteligente que es quién realmente tiene las respuestas a todo.

Ubicar los ojos a nivel energético en el cuerpo es saber que pertenecen a los órganos y glándulas que componen el chakra Ajna o chakra del tercer ojo. Éste centro energético del sexto chakra está asociado a la glándula pituitaria, ubicada en la base del cerebro y la encargada de controlar el rendimiento de todas las demás glándulas. Te la puedes imaginar como un gran ordenador central que dirige todo el sistema glandular.

Los órganos del cuerpo que tienen que ver con éste chakra Ajna se sitúan todos en la cabeza, tienen que ver con el Sistema nervioso, órganos sensoriales, y el sistema glandular.

Cuando éste chakra se encuentra en equilibrio nos aporta un intelecto aplicado y una fuerte intuición, usando la imaginación de forma positiva. Somos capaces de ver con amplias perspectivas y no nos dejamos engañar o seducir por detalles o apariencias.

Unos ojos cargados de información demoledora, unos ojos que albergan una foto traumática, unos ojos expuestos al todo, son unos ojos que pueden empezar a trabajar por debajo de su rendimiento óptimo, y manifestar patologías por agotamiento en forma de incapacidad para ver lo obvio, relaciones abusivas,pérdida de memoria o falta de alegría, entre otros avisos…luego ya después, y como sabemos llegan las manifestaciones físicas.

Y ahora, sabiendo que todo lo que absorbes por la vista y que ésa información va directamente a tu sistema nervioso y tus órganos sensoriales, te será más fácil tomar una conciencia preventiva y ser capaz de cuidarlos?

Cierralos, respira, y siente. 

Siente fuerte.

Lo que ves no te gusta, pero y lo que no quieres ves…..sabes si te gusta?

Cuidado donde miras para señalar si antes no has visto la pulcritud en tí, porque serás víctima de tu propia limitación, y encima dañaras a tu cuerpo.

Y tú, ¿dónde miras?

Gracias por estar al otro lado

Juntos somos más fuertes

Camino Consciente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio